Toxina botulínica

La hiperhidrosis es el exceso de sudoración que se localiza generalmente en axilas, palmas de las manos y plantas de los pies. A veces puede darse en otras zonas corporales como la cabeza y el rostro.

El tratamiento con toxina botulínica, elimina el exceso de actividad de las glándulas sudoríparas de manera temporal, reduciendo de forma significativa el sudor en la zona tratada. Es un tratamiento bien tolerado, seguro y de gran eficacia, que mejora la calidad de vida del paciente. En el caso de la hiperhidrosis axilar el procedimiento es prácticamente indoloro, por lo que habitualmente se realiza sin anestesia previa, pudiendo utilizarse en caso necesario dependiendo la susceptibilidad individual. En otras zonas corporales, el tratamiento puede ser más molesto por lo que generalmente se anestesia localmente antes de iniciarse el mismo.

Envianos tu consulta sobre el tratamiento que desees realizarte.


Nombre (requerido)

Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Tratamiento pretendido

Mensaje