Afecciones de la piel

ROSASEA
La rosácea es una condición parecida al acné que afecta, por lo general, a personas adultas. Esta condición usualmente ocurre en la cara de personas de tez clara y presenta con pápulas y/o pústulas en áreas centrofaciales, telangiectasias y un enrojecimiento recurrente o permanente de la cara. Aunque existen medicamentos (antibióticos, cremas, jabones) en el armamentario terapéutico dermatológico que son muy efectivos para controlar las manifestaciones inflamatorias de esta condición (pápulas/pústulas), los cambios vasculares (telangiectasias y enrojecimiento) suelen ser resistentes a estos y a su vez son muy molestosos para el paciente.

ACNE
El Acné es una enfermedad inflamatoria de la piel que afecta a los folículos pilosebáceos. Se produce por la formación excesiva de grasa por las glándulas sebáceas de la piel, cuya función es lubrificar la misma. Esta grasa junto con células muertas taponan el canal de salida del vello, dando lugar a las lesiones típicas del acné: los comedones o espinillas, que cuando se infectan dan origen a otro tipo de lesiones como nódulos, pápulas o pústulas, que pueden dejar como secuelas las antiestéticas cicatrices, que pueden perdurar toda la vida.

ESTRIAS
Las estrías son cicatrices atróficas de la piel en disposición lineal, que se producen como resultado del estiramiento brusco al que se somete la misma en determinadas épocas de la vida, como crecimiento acelerado durante la adolescencia, gestación, o a consecuencia de los cambios bruscos de peso, la musculación, las alteraciones endocrinas y ciertos tratamientos como los corticoides.

Envianos tu consulta sobre el tratamiento que desees realizarte.


Nombre (requerido)

Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Tratamiento pretendido

Mensaje