Gluteos

Es una de las cirugías corporales más demandada y su interés aumenta en la población femenina de mayor edad y en los hombres.

Aumento con Tejido Adiposo
El aumento de glúteos con tejido adiposo propio consiste en hacer una liposucción amplia de todas las áreas del cuerpo donde pueda haber un exceso de grasa (abdomen, cartucheras, muslos, etc) y, previa preparación de esta grasa, reinyectarla en los glúteos mediante cánulas apropiadas. Al ser tejido propio no existe rechazo. El aumento de volumen dependerá de la cantidad de grasa que se pueda inyectar.
Una ventaja de esta técnica es que este tejido adiposo seguirá los aumentos o disminuciones de peso del paciente a lo largo de su vida.
Aumento con Prótesis
Cuando el paciente no tiene suficiente tejido graso para transferirlo a sus glúteos, los implantes de silicona son la alternativa. Son prótesis específicas para glúteo, de forma y consistencia diferente de las de mama. Se introducen a través de una pequeña incisión oculta en el pliegue interglúteo. La colocamos intramuscularmente, de tal forma que no se palpa al estar cubierta por los propios tejidos del paciente.
Las prótesis actuales específicas de glúteos presentan una alta cohesividad y no requieren hacerse recambio periódicamente salvo que presenten un deterioro.

Elevación de Glúteos
Durante muchos años la única técnica que se podía aplicar para la elevación de los glúteos daba lugar a una cicatriz tipo cinturón en la región inferior de la espalda. Actualmente disponemos de una nueva y eficaz técnica para elevar el glúteo cuya cicatriz queda perfectamente oculta en el interior del pliegue intergluteo. Otra ventaja de esta nueva técnica es la posibilidad de realizarla con anestesia local y de forma ambulatoria en el hospital.
El periodo de recuperación es de aproximadamente una semana, debiendo evitar sentarse sobre sus glúteos, pudiendo hacerlo sobre la cara posterior de sus muslos en una posición reclinada.

Aumento y Elevación de Gluteos
Es habitual que los pacientes que desean mejorar el aspecto de sus glúteos precisen simultáneamente un aumento y una elevación o pexia. Ambos procedimientos se realizan en una sola intervención, ya sea mediante el empleo de la propia grasa o con la implantación de una prótesis de silicona. Como siempre en cirugía glútea, todas las cicatrices postoperatorias quedan ocultas en el interior del pliegue interglúteo.
Durante las primeras 2 semanas del postoperatorio es preciso llevar una faja especial que se adapta debajo de la ropa habitual y que se coloca en el mismo quirófano, pudiendo quitarse cada 2-3 días para su lavado.

Lipoestructura de Gluteos
Además de para aumentar el volumen, la grasa glútea puede extraerse de las áreas que sobra y nuevamente reimplantarse en zonas en que sea deficitaria. Si la paciente tiene unos acúmulos grasos en las cartucheras (trocánteres), se realiza una lipoaspiración y preparación de esta grasa para su reinyección en la cara posterior y superior glútea, y así obtener un aspecto de glúteo más elevado y firme.

Como en cualquier técnica de liposucción y lipofilling todas la incisiones son inapreciables, con una rápida recuperación postoperatoria.

Envianos tu consulta sobre el tratamiento que desees realizarte.


Nombre (requerido)

Email (requerido)

Teléfono (requerido)

Tratamiento pretendido

Mensaje